image008El término "masoterapia" hace referencia a la modalidad de masaje destinada al tratamiento de procesos patológicos en individuos enfermos y lesionados.
El masaje es una forma de estímulo físico, de preferencia, manual sobre el organismo que provoca reacciones biológicas, metabólicas y psicológicas. Probablemente es la herramienta terapéutica más antigua que el ser humano utilizó para proporcionar un recurso natural contra el dolor. Su evolución y uso ha sido parejo al de la sociedad, hasta convertirse en la técnica de "tacto estructurado" que hoy conocemos. Existen diversos tipos de masaje, pasando por el específicamente terapéutico (masoterapia) del ámbito de la salud y el del ámbito deportivo, destinado a mejorar la actividad física.

El masaje se aplica mediante la manipulación manual de los tejidos blandos: piel, muscular y conjuntivo o tejido conectivo para ampliar la función de estos y promover la circulación, la relajación y el bienestar. Sirve, además, para aliviar o hacer desaparecer las contracturas y la tensión muscular, optimiza la función y permite un buen deslizamiento de los tejidos. Además es una herramienta muy útil para favorecer los procesos metabólicos.
Las maniobras de masaje tienen como finalidad, también, la recuperación y rehabilitación física de los procesos patológicos, o de las lesiones. El uso profesional del masaje en el ámbito de la salud  requiere una profunda comprensión de la anatomía y la fisiología humana, asimismo precisa del conocimiento de sus indicaciones y especialmente de las contraindicaciones.
Por otro lado, el masaje es un buen recurso para aliviar el dolor pues aumenta la circulación y favorece el retorno venoso; como ya se comentó, ayuda a drenar el exceso de linfa que se forma en las áreas edematosas. Permite liberar las fibras nerviosas atrapadas por desequilibrios mecánicos en las articulaciones y en los tejidos blandos que la rodean al relajar las áreas de tensión.
Uno de los masajes más utilizados en procesos patológicos es el masaje descontracturante, el cual manipula uno o un grupo de músculos contracturados. El objetivo de este  es conseguir el buen funcionamiento de cada músculo del cuerpo, actuando a favor de la liberación de rigidez y tensiones.
 El masaje es una de las técnicas de las cuales no se puede prescindir en ciertas patología  ya que al deshacer las  contracturas; aumenta la circulación sanguínea; mejora el estado fisiológico; acelera la eliminación de toxinas que generan dolor, estimulando el sistema linfático; mejora problemas de circulación y de retención de líquidos. Además distiende músculos y tendones contraídos, seda y regula el sistema nervioso.

kinesiologa Carolina Montecinos © - Edificio Escorial. Yungay 475 of. 407, Curicó - Teléfono: 84537488 | Diseño web